Archivo I. R.
Valencia (Spain).

Colección privada de documentos gráficos del período de la guerra civil española. Estamos interesados en la documentación, estudio y difusión del importante trabajo desarrollado por los artistas gráficos republicanos.

 Private archive of spanish civil war ephemera. We are interested in the great work developed by the republican graphic artists (1936-39), and its social and political involvement.

Todos en pie de guerra

Todos en pie de guerra

Todos en pie de guerra
Cartel/Pasquín
Tamaño: 35 x 35 cm.
Autor: Josep Renau
Año: 1938
Edita: Subsecretaría de propaganda.

Nº Reg. AIR.0104.C.002

RENAU

Josep Renau Berenguer, nació en Valencia en 1907. Hijo de un pintor y profesor de dibujo de la Escuela de Bellas Artes San Carlos de Valencia ingresó en esta misma escuela con tan sólo doce años, donde estudió Bellas Artes entre 1919 y 1925 y donde trabajaría como profesor entre 1932 y 1936.

Desde la adolescencia trabajó en la litografía Ortega, donde aprendería los oficios de pintor y litógrafo. Si bien sus comienzos en el mundo del cartel estuvieron ligados a la estética Art Déco, a partir de 1931 (cuando se afilia al partido comunista), sus trabajos comenzaron a adquirir un mayor compromiso social.

Su formación y sus colaboraciones realizando portadas, ilustraciones y fotomontajes en revistas culturales y políticas que se publicaron en Valencia durante los años 20-30 (como Estudios, Orto, Taula de Lletres Valencianes, La República de les Lletres o Nueva Cultura), permitieron a Renau desarrollar su técnica como fotomontador.

Los carteles de Renau de este período de la Segunda República se caracterizaban por el empleo del dibujo, la tipografía y la policromía, aportando como novedad el uso del aerógrafo para colorear los fondos y la fotografía como testimonio del hecho histórico que se vive en España.

Influenciado por el constructivismo ruso (donde el cartel aparece como medio movilizador) y el fotomontaje político del alemán John Heartfield (dadaísta), Renau supo potenciar las posibilidades expresivas y plásticas del cartel para expresar los ideales de igualdad, progreso y solidaridad.

En 1936 fue nombrado Director General de Bellas Artes y, mediante la creación de la Juntas de Incautación y Protección del Tesoro Artístico, fue quien decidió el traslado de parte del patrimonio artístico del Museo del Prado a la Torre de Serranos de Valencia para salvarla de los bombardeos de Madrid durante la Guerra Civil.

En 1937 Josep Renau, en nombre del Gobierno de la República, encargó a Picasso la realización de una obra (el “Guernica”) para exponer en el pabellón español de la Exposición Universal de París de 1937 y hacer un llamamiento a la comunidad internacional para romper el aislamiento de la causa republicana.

Sus responsabilidades como Presidente del Consejo Español del Teatro Director de Propaganda Gráfica del Comisariado General del Estado no le impidieron seguir una serie de carteles de compromiso político.

A lo largo del último año de la Guerra Civil Española realizó una serie de fotomontajes: Los 13 puntos de Negrín, que ilustraban el programa propagandístico del socialista Juan Negrín (basado en buscar apoyos internacionales para la causa republicana) y donde Renau realizó montajes fotográficos con absoluta libertad.

En 1939 el desenlace de la guerra trajo como consecuencia su exilio, primero en México (tras refugiarse en Francia, donde fue internado en el campo de concentración de Argelès-Sur-Mer) y desde 1958 en Berlín Oriental, lugares en donde trabajó como un gran cartelista y publicista.

(Natalia Alcalá. "Josep Renau. Algo más que un artista". Cultier. www.cultier.es)

Loor a los héroes

Loor a los héroes

¡Al ataque! La victoria es nuestra

¡Al ataque! La victoria es nuestra