Archivo I. R.
Valencia (Spain).

Colección privada de documentos gráficos del período de la guerra civil española. Estamos interesados en la documentación, estudio y difusión del importante trabajo desarrollado por los artistas gráficos republicanos.

 Private archive of spanish civil war ephemera. We are interested in the great work developed by the republican graphic artists (1936-39), and its social and political involvement.

Mujeres libres

Mujeres libres

Periódico
Mujeres Libres
Fecha: "Día 65 de la Revolución" (sic)
Año: 1936
Tamaño: 35 x 48 cm
Edita: Mujeres Libres. Redacción y Administración, Paseo de Sta. María de la Cabeza, 26. Madrid.
Pie de imprenta: gráficas Nacional. Abascal 4.

Nº reg.: AIR.0432.R.038

 


Mercedes Comaposada fundó en abril de 1936, junto a Lucía Sánchez Saornil y Amparo Poch y Gascón, la organización feminista Mujeres Libres, la cual pasará a ser, junto con la Confederación Nacional del Trabajo, la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias y la Federación Anarquista Ibérica, una de las principales organizaciones del movimiento libertario español. La organización crece rápidamente, llegando a sumar más de 20.000 integrantes obreras y campesinas de la zona republicana en 1938. Uno de los factores que ayudaron al crecimiento de la organización fue el hecho de que Mercedes en persona viajase a Barcelona con los estatutos de la Federación Nacional buscando a un grupo de mujeres, la mayoría miembros de la CNT y de otros organismos como los ateneos y las Juventudes Libertarias, que había formado la Agrupación Cultural Femenina, para informarles de que ya se había formado una organización con los mismos objetivos, pidiéndoles que se unieran a ellas. Un mes más tarde, en mayo de 1936, se publica el primer número de Mujeres Libres, la revista anarcofeminista que surge a partir de la organización homónima. El objetivo de esta publicación, que seguirá activa hasta 1938, era, según se afirmaba en el primer número: encauzar la acción social de la mujer, dándole una visión nueva de las cosas, evitando que su sensibilidad y su cerebro se contaminen de los errores masculinos.

¡Atacad!

¡Atacad!

La F.E.T.E. lucha por una nueva vida

La F.E.T.E. lucha por una nueva vida